Qué debe incluir un contrato de mudanza

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El contrato con la empresa de mudanzas es un aspecto que debes tener muy en cuenta a la hora de contar con un servicio impecable en el que poder confiar. Es un sector que se ha profesionalizado mucho en los últimos años, por lo que ahora es fácil detectar estafas, servicios ilegales disfrazados de mudanzas low cost, etc. Te contamos en qué debes fijarte y por qué el contrato de mudanza es tu aval más importante.

El contrato de mudanza es el documento en el que la empresa de mudanzas y tú dejáis por escrito los aspectos más relevantes de la relación que establecéis para la prestación de ese servicio y su remuneración.

El cliente se compromete a facilitar y pagar el traslado de un determinado volumen de enseres entre dos direcciones previamente acordadas que no puede variar, y en una fecha pactada de antemano. Y ha de realizar el pago en las condiciones establecidas en el contrato con la empresa de mudanzas.

Por su parte, la empresa de mudanzas garantiza que se va a encargar del traslado y los servicios previamente acordados (embalaje con su propio material, desmontaje y montaje de muebles, etc.) en la fecha decidida de antemano, y poniendo todos los medios técnicos y humanos a su alcance para la correcta prestación del servicio.

La empresa también se compromete a solicitar las licencias municipales necesarias para la ocupación de la vía pública con furgonetas, camiones o grúas elevadoras si fuera necesario, y de tomar todas las precauciones para causar el mínimo de molestias y no ocasionar desperfectos ni en la vivienda ni en los elementos comunes de la finca (ascensores, escaleras, etc.) en su caso.

Qué aspectos relevantes acuerdan cliente y empresa de mudanzas

Estos aspectos relevantes son los que deben quedar fijados en el contrato entre cliente y empresa de mudanzas, aunque se presuponga la buena fe de las partes. Sellar un acuerdo solo con un apretón de manos no te garantiza nada, salvo un disgusto…

El objetivo del contrato de mudanza es fijar las responsabilidades de cada una de las partes obligándose los firmantes a asumir lo que pueda derivarse del incumplimiento de lo pactado.

✅ El desistimiento

Así, por ejemplo, si el cliente anula el servicio, se habrá acordado una indemnización para resarcir de los perjuicios ocasionados a la empresa de mudanzas. La cantidad varía según la antelación con que se produzca el desistimiento. Lo habitual es que se trate de un porcentaje de la señal entregada para reservar la fecha.

Pues bien, si este punto queda debidamente reflejado en el documento contractual, las dos partes quedan comprometidas entre sí a no anular el servicio, y, en caso de cambiar la fecha de la mudanza, a acordarlo con un margen de tiempo suficiente.

En el caso de Mudanzas Calleja, solicitamos un 30 por ciento del importe del presupuesto a modo de señal. Además, pedimos que cualquier cancelación o cambio de fecha se produzca con al menos 7 días de antelación para no perder el importe de la reserva.

El seguro de las mercancías

Otra cláusula básica del contrato de mudanza es contemplar el importe al que asciende el seguro para el caso de que se produzcan desperfectos o roturas de los objetos transportados, así como la compañía con la que se ha acordado el seguro. Se trata de un punto en el que los clientes ponen mucho interés, y no es para menos…

De este modo, entre la empresa de mudanzas y el usuario del servicio se fija por escrito a qué cantidad asciende el valor de los muebles y enseres objeto del traslado para que el seguro pueda hacerse cargo en caso de rotura, accidente, etc.

A este respecto, conviene señalar que la mayoría de las empresas de mudanzas fijan una franquicia de 150 euros. Es el caso de Mudanzas Calleja, que asegura las mercancías con una compañía de primer nivel como es Mapfre.

Plazo de reclamaciones

En el contrato de mudanza debe figurar también de modo claro cuál es el plazo para realizar reclamaciones, lo que se acuerda según el momento del desembalaje (si es inmediato o no).

Y si no firmas contrato de mudanzas, a esto te expones…

Llevamos cerca de 20 años trabajando como empresa de mudanzas, prestando nuestros servicios de forma seria, profesional y comprometida.

Por esa razón hemos conocido decenas de casos que nuestros propios clientes nos han relatado… Estafas de transportistas pirata que han cobrado una parte del porte y a los que no se ha podido contactar nunca más; misteriosas desapariciones de prendas y objetos detectadas un tiempo después…

En nuestro caso, podemos asegurar que nuestro compromiso de entregarte tus objetos, ropa y enseres en buen estado es total. Y por esa razón no tenemos inconveniente en firmar un contrato de mudanza, sino que seremos nosotros quienes te lo ofrezcamos cuando aceptes el presupuesto de mudanza.

Además de pertenecer a las más importantes asociaciones de empresas de mudanzas nacionales e internacionales, disponemos de un equipo humano de primer nivel, profesional y formado, capaz de realizar su cometido con el máximo cuidado.

Nuestro seguro de responsabilidad civil de 300.000 euros te cubre de las incidencias que puedan producirse en la vivienda, el edificio o frente a terceras personas. Y además te ofrecemos un seguro de mudanza a todo riesgo con las principales aseguradoras del mercado con una pequeña franquicia para que su precio sea moderado.

Si quieres saber qué podemos hacer por ti como empresa de mudanzas, contacta con nosotros. Estaremos encantados de explicarte los detalles.

Deja un comentario

Debes aceptar el uso de cookies para seguir navegando. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar