mudanzas-calleja

Cómo hacer una mudanza en Madrid sin ruidos ni molestias para los vecinos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Hacer una mudanza en Madrid con el mínimo de molestias para los vecinos es un objetivo común para clientes y empresas de mudanzas profesionales. La cuestión es si es posible conseguirlo y cómo hacerlo, especialmente en edificios de viviendas en altura, donde se comparten escaleras y ascensores. Algunas personas, especialmente cuando viven solas y tienen mudanzas de poco volumen, se llegan a preguntar si podrían realizar su mudanza por la noche para no molestar, ya que es el momento en el que menos personas transitan por la finca… Vamos a tratar de aclarar aquí todos estos aspectos, incluida esta última posibilidad que nos han planteado alguna vez.

Quieres realizar una mudanza en Madrid y pretendes minimizar las molestias no solo para ti, que ya las tienes asumidas, sino sobre todo para tus vecinos. Así es que necesitas conocer de antemano de qué forma se hacen las cosas en este sector para tener todo bajo control antes de que llegue el momento. Bien: dice mucho en tu favor como ciudadano y vecino.

Cuando contactas con una empresa de mudanzas en Madrid para pedirle un presupuesto, lo primero que te van a preguntar es la dirección de partida y la de destino. Aunque parezca que no, son tantos los traslados en Madrid que realizan cada año que es muy posible que ya hayan hecho alguna previamente desde o hacia alguno de los puntos que indiques, y cuenten con información y experiencia previa.

En cualquier caso, uno de los profesionales de la empresa contactada va a concertar una cita contigo para poder ver sobre el terreno las condiciones en las que deberá desenvolverse la mudanza, además del volumen de la misma y otras consideraciones.

Se tendrán en cuenta factores como la altura del piso, la anchura de la escalera y sus rellanos, si existe o no ascensor y/o montacargas, posibilidad de ubicar una grúa elevadora desde la vía pública o desde un patio interior o zonas comunes…

En función de la cantidad de alturas y viviendas por planta, de los factores citados y de otros (por ejemplo, si se trata de barrios nuevos de familias jóvenes que trabajan, barrios envejecidos, etc.), se puede hacer un cálculo bastante ajustado del tránsito que tiene el edificio, las dificultades que presenta, etc. De esa forma, se puede determinar cuál es el enfoque más acertado para hacer la mudanza, minimizando las molestias para los vecinos.

Con todos esos datos, la empresa de mudanzas va a poder planificar los recursos humanos y técnicos que va a necesitar, y también explicar a su cliente la forma en que se va a desarrollar su mudanza en Madrid, y qué elementos de la finca (y quizá de la vía pública) va a tener que ocupar.

mudanza con grua en el centro de madrid

Por supuesto, las empresas de mudanzas serias prestan especial atención a los elementos comunes de las fincas para no golpearlos ni deteriorarlos. Hablamos de  paredes de escaleras y rellanos; ascensor o montacargas que, en caso de usarse, se forra con cartón; suelos y escalones; puertas de cristal…

Si se considera necesario (por ejemplo, bloques en altura con un solo ascensor), y siempre que sea posible por altura, la mudanza se realizará a través de plataforma elevadora por una de las ventanas, de manera silenciosa y sin molestias para los vecinos.

En cualquier caso, se recomienda avisar al presidente de la comunidad de vecinos con antelación. Todos hemos necesitado hacer una mudanza en Madrid alguna vez, y además hay que tener en cuenta que la ocupación de las zonas comunes del edificio se realiza por un espacio de tiempo muy limitado.

Cuánto tiempo dura

Aquí es importante saber que una mudanza en Madrid de un piso no lleva más de unas horas en ningún caso. La rapidez con la que se embalan, se desmontan los muebles y se carga todo en el camión es precisamente uno de los aspectos que suele sorprender gratamente a los clientes que se mudan por primera vez.

En cuanto a las dudas sobre las mudanzas nocturnas, hay que recordar que las ordenanzas municipales prohíben los ruidos a partir de las 22 horas, y por poco ruido que se haga, el silencio de la noche amplifica los sonidos. Sinceramente, no es buena idea hacer la mudanza por la noche, incluso aunque la hagas tú mismo.

Ocupación de la calle para una mudanza en Madrid

Sobre la ocupación de calle, plazas de aparcamiento o zona peatonal con el camión de mudanzas y, quizá, una plataforma elevadora, los ayuntamientos prevén este tipo de situaciones. En Madrid, es necesario pedir permiso municipal para poder ocupar la vía pública y señalizarlo con antelación.

Si necesitas cualquier aclaración sobre tu mudanza en Madrid en torno a este o cualquier otro aspecto, no dudes en contactar. En Mudanzas Calleja, llevamos más de 20 años realizando nuestro trabajo a plena satisfacción de nuestros clientes.

Deja un comentario

Debes aceptar el uso de cookies para seguir navegando. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar